Σάββατο, 8 Οκτωβρίου 2016

Tres días de eventos de solidaridad con los tres años de lucha en el parque de Agrinio


El jueves 22 de septiembre tuvo lugar el inicio de la jornada de tres días de eventos culturales, ambientales y sociales llevada a cabo en Agrinio, parque histórico de la ciudad. La idea central de la celebración en este parque municipal, donado por la familia de Papastratos, fue la de la reapropiación del espacio público y su reactivación como bien común. 



Un encuentro de tres días lleno de creatividad en la zona abandonada de la cafetería del parque organizado por l@s solidari@s, activos en la lucha por la protección y revitalización de este espacio y la organización de espacio libre y social ocupa Apertus. Se trata de un lugar luminoso rodeado de pinos, robles, grevileas, eucaliptos y muchos otros arbustos y árboles de hoja perenne y caduca que llevan poblando muchos años el ecosistema local.

 

Los tres días de otoño han llenado de ritmos refrescantes los trabajos de limpieza y ordenación de dicho espacio. Aparte de los conciertos ha habido una presentación de fotografías del proceso de remodelación del parque, así como creación de grafitis, creación de platos exquisitos, apertura del bar y un montón de música; y con la participación, además, de grupos internacionales como el de Sergi Botswanas de Barcelona y los Krav Boca de Toulouse. Hemos disfrutado de dos noches bajo el cielo estrellado con sonidos y músicas de las calles de la capital catalana y de la ciudad francesa, y por supuesto, de Ioannina y Agrinio. El viernes, Sergi nos acercó la escena musical española con su rumba-rock-ska, después de los ritmos de punk de las bandas "Syraxi" y un grup anónimo de Agrinio. El sábado por la noche, la explosiva banda griego-francesa Krav Boca fue sin duda la protagonista. Los “Satraps” de Ioannina, Promitheftis y Sarantapente por la comunidad de hip–hop de Agrinio han completado armoniosamente este mosáico mediterráneo de conciertos.



Estos tres días de eventos en el parque han sido muy importantes. El último evento cultural y auto-organizado en esta sufrida área tuvo lugar en mayo de 2014. En aquella época, sólo unos pocos días antes de las elecciones locales, la citada fiesta supuso un empuje importante y protagonizó el cambio en el panorama político del municipio de Agrinio. El caso de este parque es un fenómeno moderno típico griego que tiene relación con la mala gestión pública de los fondos europeos. En nombre de este dinero se intentó la destrucción de este parque histórico en contra de todas las reglas del arte y de la gestión técnica aplicada en todo el planeta en los espacios de este tipo.[1]

 

Después de algún tiempo, las acciones de reapropiación del espacio público han tenido éxito en la distinción del parque como un núcleo artístico de experimentación y solidaridad social y en la activación de su papel como un bien esencial para toda la ciudad. Básicamente el parque está funcionando como un trampolín para la mejora de la calidad de vida y como un espacio de integración de las relaciones sociales y contacto con la naturaleza. Esta infraestructura promueve la educación y el esparcimiento de sus usuarios haciendo énfasis en el arte, la cultura, el deporte y la protección del medio ambiente en una suerte de fábrica social para la gestión del suelo, el ocio y la cultura rural.



La reactivación del espacio exterior de la cafetería del parque, aunque de duración determinada en su finalidad de evento cultural, tiene como objetivo establecerse en el futuro como un festival periódico y autogestionado en el parque de Agrinio, contando con la documentación apropiada y demostrando en la práctica que el parque de la ciudad puede ser una referencia internacional para la región y actuar como una célula atractiva y cultural que otorgue al pueblo una herramienta participativa en en ámbito comunitario. 



En resumen, y colocando el asunto en un contexto amplio, podemos decir que en estos días se completa una historia que ha durado tres años desde el inicio de la reconstrucción del parque de Agrinio a finales del verano de 2013. Los rápidos y trágicos avances en la historia contemporránea del parque Agrinio – en la que much@s de nosotr@s participamos en asamblea abierta por la lucha de un parque vivo – se manifestaron en la necesidad de inventar estructuras y condiciones diferentes que pudieran hacer mejores nuestras vidas. Trabajando la creatividad y la acción, hemos estado presentes tanto en la fabricación como en la aplicación de las decisiones relativas a nuestras vidas, basándonos en los principios de auto-organización, participación y solidaridad. 


En otras palabras, dimos vida a la pregunta que plantea con acierto Eduardo Galeano en su libro "Un mundo al revés":
El pueblo, ¿asiste al partido o lo juega?
En una democracia, cuando es verdadera, ¿el lugar del pueblo no está en la cancha? ¿Se ejerce la democracia solamente el día en que el voto se deposita en la urna, cada cuatro, cinco o seis años, o se ejerce todos los días de cada año?
Una de las experiencias latinoamericanas de democracia cotidiana se está desarrollando en la ciudad brasileña de Porto Alegre. Allí, los vecinos discuten y deciden el destino de los fondos municipales disponibles para cada barrio, y aprueban, corrigen y desaprueban los proyectos que genera el gobierno local. 


El Parque de Agrinio es un importante jardín histórico, teniendo en cuenta el término "jardín histórico" como igualmente aplicable a jardines y parques grandes y pequeños, ya sea en su estructura formal o paisajística, como se menciona en el artículo 7 del Tratado de la Carta de Florencia ( 1982).[2]


La composición horticultural del paisaje y su síntesis arquitectónica, claramente interesan la comunidad por factores ambientales y artísticos, y el trabajo de la comunidad apunta a la consecución de las condiciones necesarias para que el Parque de Agrinio sea uno de los jardines históricos más importantes del oeste de Grecia y, como tal, abogamos por que sea declarado espacio protegido. Este nombramiento no tendría solo en cuenta su dimensión agronómica, forestal o jurídica, ya que, al igual que la propia sociedad, tiene todo el derecho a definir su propia historia, tal como reza la definición de "parque histórico" que es aquél que contiene recuerdos de luchas sociales y riqueza arqueológica y natural para la educación ambiental.

 
Ciertamente, estos tres días de descubrimiento de la relación recíproca que se establece entre el medio ambiente, la música y el ser humano, han supuesto la activación de una propuesta alternativa para el Parque de Agrinio, habilitando a través de proyectos con procesos auto-organizados y horizontales la dinámica que propone el pensamiento activo de la ciudad frente a la apatía y la decadencia del sofá. Con participación activa y autodeterminación es posible que el parque de Agrinio despierte de su estancamiento decadente para protagonizar, así, el papel que le corresponde: joya, pulmón y punto de referencia para toda una región geográfica.




Para ver más fotografías y leer el texto en otro idioma, usted puede seguir los enlaces:


Fuentes:





Τexto y fotografías de ©Dimitris V. Geronikos.
Las fotografías son realizadas en el ecosistema del parque municipal de Agrinio (donado por la familia de Papastratou).
Quiero dar las gracias a Eva Ele para las observaciones y correcciones que ha hecho en la traducción española del texto.

Δεν υπάρχουν σχόλια: